Follow by Email

martes, mayo 20, 2008

La mañana...


Así te pareces demasiado al ocaso,
eres negra como la nube,
y tienes el perfume del verano...
entonces un jazmín se relaja,
y vuelves a ser como las nubes,
y también como el calor de las piedras...
así te conozco, jóven llama,
iluminas con decisión el camino,
así te conozco, amor de mi alma...
el humo que sale de un cigarro,
el canto de un grillo acongojado,
eso es importante, eso es la calma...
y te pierdes en la magia de la mañana,
buscas el silencio, frenética soñadora,
ya todo creció, se ha ido con la mirada...
y renaces con la luna estipulada,
para cantar odas enmarañadas,
todo cambió y mi sombra me acompaña...
te busqué en gotas del océano,
para mojar mis ropas y mi cantata,
el sueño se escurrió y escruté tu mirada...
te buscaste en sueños de agua salada,
para reflejar tu vida y todo lo que amas,
y encontraste mi corazón en todos tus mapas...
¿qué has intentado hacer con la mañana?
i todo será como Dios lo mande,
incluso la alondra llorará desconsolada...
¿por qué has jugado con el sentir de la luna?
si sólo mandará el Señor, así será,
incluso la mañana se hará más pura...
¿acaso no has entendido la razón de los días?
que piensas que todo lo que haces es tuyo,
pero bien sabes, que la vida se convida...
así te pareces demasiado a la interrogación,
esta noche se envilece la soledad,
esta noche, se reinventa la canción...

Sacha Grant.-

No hay comentarios.: