Follow by Email

viernes, febrero 29, 2008

Harto de mi...

Es la suavidad del crepúsculo sobre las veredas... la caída del sol es total calma. Y la calma se transforma en colores, y ellos me transportan a un mundo paralelo.
En ese mundo paralelo camino cada día de mi vida, allí hay soledad pero la soledad me acompaña; y el olor de la lluvia purifica mis pulmones.
Esta tarde, comparto la vida, los momentos vividos, o simplemente el rato, con la locura de vivir atado a un paso incontrolable que a veces no me deja ver más allá.
Cada camino que tomo, cada mirada hacia adelante, cada caricia errada o beso perdido, cada silencio estruendoso... todo lo que pasa a mi alrededor... todo se hace añicos en un segundo y entonces si, me siento triste...

viernes, febrero 15, 2008

Lo que sea. . .



Hoy no es el día más indicado para sentarme y escribir,
pues la ilusión ha sido ultrajada, vestigios quedan;
hoy como cada vez que sucede, arrastro las pasiones,
y el sol nace para esconderse, duramente entre peñascos.
La sal de los mares, el sueño de amarte hasta el fin,
todo ha sido conjugado, todo ha sido mezclado así;
incluso, la pena de los sapos es inmensamente pequeña,
si la comparo con la dulzura de veloces y verdes astros.
Cada cual con su sombra, y su verdad más mentirosa,
la vida es una sola guardada en tinajas de frágil barro;
y tú que miras sorprendida, oh si! te he echado de menos,
pero lo sabes, y das media vuelta y charlas con el pasto.
El firmamento, el firmamento también es débil,
y a menudo suelo observarte desde allí arriba, blanca;
cuando navego por ríos que trepan la montaña,
buscando rastros, pequeños signos, de la vieja parca.
También se hizo humo, la colorada y peluda suerte,
se escapó corriendo, tras la muerte de las horas;
y los vientos contagiaron, cada una de las plagas,
las lluvias mojaron los árboles y murieron las loras.
Y hoy no es el día más indicado para vivir, no lo es,
tanto como no lo es para decirte que te quiero, no lo es;
aunque si lo es para recorrer la Cañada, quizá la plaza,
y recordar lo fuerte de un abrazo, lo suave de una caricia.
Hoy es un día especial, para vivirlo sólo y mi soledad,
tanto como lo fue el día en que te conocí, para estar contigo;
ya el recuerdo se desvanece, para dar lugar a otra cosa,
la realidad, que aparece, para quedarse por siempre.
Hoy no es el día más indicado para sentarme y sentir,
como no lo es para pensar en ti y en tu mirada;
hoy es un día para vivir en silencio o morir ruidosamente,
y aguardar que llegue, aquella palabra, tan esperada.
No se si vendrá, ya me importa poco, o mucho... lo que sea...

Sacha Grant.-

viernes, febrero 01, 2008

Mi lucha...



Inauguro este día maravilloso,
y sumergido en las aguas del silencio,
y pululando por los recovecos de la vida,
escucho latir un corazón...

Ya hace tiempo que soy,
un ser extraño, de vez en cuando observo,
y veo yacer los álamos, inertes,
yermo el terruño, estériles corazones.

Hay una pregunta que reina,
¿Por qué la maldad en mi?
¿Por qué la maldad en tí?
es el ser humano, somos así...

El corazón deberá convertirse, dijo Dios,
algunos hombres asumieron la tarea,
otros indiferentes siguieron su camino,
mas mi vida, mi alma y la tuya, quiero salvar.

Los cielos se han manchado,
del dulce cantar de los grillos,
ojalá mi alma cante así, algún día,
las grandezas del Señor.

Quizá los grillos marchen, a la batalla,
las luciérnagas alumbren las armas,
quizá tu recuerdo guíe mis pasos,
y tu mirada mi espada...

La batalla, el mundo, un cambio,
la ferocidad de la vida, los años,
hay dignidad hoy destruída,
en los rostros jóvenes pisoteados.

Pero esta es mi lucha,
es la tuya también mi amigo,
es la fortaleza, el ideal, un sueño,
las ganas de vivir que hemos perdido.

Sacha Grant.-