Follow by Email

martes, junio 24, 2008

Realidad...

El verde de los pastos, grisáceo durmió,
la noche aparecida, la noche escondida...

yací bajo astros luminosos, lloré lágrimas vacías,
pero también me sumergí en los sueños...

el verde se fue, y nació la llama del alma,
comprendí la profundidad de la vida, dormida...

dolió la novedad que de súbito trajo el sur,
pero valoré el tenerte cerca, aunque estés lejos...

Sacha Grant.-

sábado, junio 14, 2008

Existo...

Hacen rima el viento y tu mirada,
y como en cada lluvia, se nutren de tu alma,
los desagües, los transeútes, todo,
incluso la tarde, se ha marchado...

Se completan, los días con las noches,
y el sapo cantor encuentra su refugio,
entonces basta su poesía,
para darme cuenta de que existo...

No puedo encontrarte hoy,
tras el velo de un gris recuerdo,
incluso se complica la realidad,
cuando te busco, pero sólo te pierdo...

Sacha Grant.-

martes, junio 10, 2008

Pasaré...


Buen día querida, hoy desperté,
tu perfume se había expandido,
tu cuello me transportó lejos,
y pude ver todo, incluso tu vida...

Pasaré más seguido por allí,
quizá algún día me regales paz,
pasaré para que me veas pasar,
quizá te encuentre simple, como antes.

De vez en cuando lo presientes,
y se te escapa el color de los días,
y bien sabes que todo pasa,
entonces una sonrisa es suficiente...

Sacha Grant.-

domingo, junio 08, 2008

Con los años...


Volveré para verte, querida mía,
y serás el silencio largo de mis días,
cabrá la razón dentro de mi mente,
desbordará la tristeza, de las miradas.

Volveré para saber que eres tú,
la condición de la existencia, el motivo,
quizá compruebe que ríes a la mañana,
quizá cuando regrese, te hayas ido.

Volveremos con los años, a ser felices,
no es que no pueda ser libre y encontrarme,
pasa que el amar se complica si no estás,
el vivir en soledad, solamente despertarme.

Sacha Grant.-

sábado, junio 07, 2008

Repentinamente...


Me convertí en algo inesperado,
dentro de lo que considero extraño,
incluso se complica el auto reconocimiento,
pero es parte de la vida, evolución;

he de ser parte de tí también,
integrar el silencio de las aguas,
compartir el viento con veletas y volar,
como barrilete, en días de tormenta...

volaré y seré como las gaviotas,
sorpresiva, estrepitosamente serás,
y en secreto el cielo tomarás,
para que en libertad, pueda volar...

Sacha Grant.-

viernes, junio 06, 2008

Ataduras...


Veo la antenas doblarse con el viento, tanto como las almas de este mundo, y un viaje de cielos, quizá haya destino, comprendo los apuros de un mañana... A veces mi soledad se convierte en camino, el paseo se hace largo a casa y canto, se separan los cielos de la tierra, se unen el océano y los horizontes y nado... ¡Cuánto me cuesta! ¡Cuánto te siento aquí! ¡Este momento es crucial, invocado sueño! El augurio, la palabra, eres desquicio, y me siento tan solo, tan desparramado... Son expresiones de mi mente, de mi alma, sinceros pensamientos que se diluyen, encuentros de la luz con la oscuridad, yo sé avistar la costa, puedo nadar... He naufragado en mares del infierno, y escapo en actividad de lo que me corre, eres sólo tú mi Señor, quien me salva, he naufragado en llamas de congoja... Quiero estar tranquilo, amar, y siento la luna acercarse, poseída, ¿Me llevarás a noches de descanso eterno? he de ser recio, fiel a tu palabra...

Sacha Grant.-

jueves, junio 05, 2008

Seres...


Eres la condición más grande,
y al mismo tiempo, sencilla poesía,
te nutres de la palabra, el alma,
despides ternura, amada mía...

Pese a que te echo de menos,
sin creerlo, no puedo entenderte,
eres cada signo, eres cada día,
y hoy no, ya no quiero perderte...

Eres el cansacio, de las alas,
la libertad de mis años candentes,
una palabra, un beso, la caricia,
eres el silencioso, susurro ardiente...

Sacha Grant.-

domingo, junio 01, 2008

Sólo lo sé...


La noche es incondicional con el alma,
al igual que lo fue alguna vez tu mirada,
hoy siento el ir y venir de los días,
como se esconde la luna tras el ocaso.

Esa presencia que supe tener y hoy añoro,
la facultad de diferenciar entre amor y odio,
esta tarde se confunde con el recuerdo,
todo, incluso tú, volverás con el otoño...

El vaivén de una hamaca paraguaya,
escondió suaves y cálidos abrazos,
una llave del corazón que aparecerá,
quizá, con el transcurso de los años.

Ya ha pasado mayo, y vendrá el gran invierno,
y con ellos, montañas heladas y suaves,
escondido en mis augurios veré en silencio,
cada beso, cada abrazo que mueres por darme.

No adivino el futuro pero puedo decirte,
que en cada noche, sientes la palabra, el susurro,
que en la ausencia, ciega de soledad caminas,
no adivino pero veo, todo incluso el cielo será tuyo...

Sacha Grant.-