Follow by Email

martes, mayo 20, 2008

Fue casualidad...


Te crucé y la mirada fue sencilla,
casi como miedo, incluso intriga,
eso fue lo que vi en tus ojos...
miedo, de estar perdiéndonos,
intriga, de saber que pasaría,
si te tomara para que seas mía...

Nos encontramos y fue todo paz,
en medio del frenético ritmo,
fuiste bálsamo en mi día...
quizá te llame y piense contigo,
o quizá deje que pienses tú sola,
y piense en tú mirada yo sólo...

Como tantas veces, fuimos dos,
en un mundo caótico y extremo,
dos apartados, embrujados...
por miradas que renacieron,
tras haber perecido en el pasado,
dos corazones resurgieron...

La sencillez, incluso tu palabra,
seguiste tú, como desencajada,
y no pretendo entenderte...
estás aquí, porque Dios te puso,
y contigo sólo es importante,
contigo, a tí, sólo vale quererte...

Vi temor en tus ojos, y temí,
encontrarte y que sea tarde,
porque lo que quiero es quererte...
te crucé, y leí entre líneas tú mirada,
leí tu vida, tus besos y caricias,
incluso tu sonrisa fue contemplada...

Sacha Grant.-

No hay comentarios.: