Follow by Email

viernes, noviembre 09, 2007

Poesía del sonido...


La transición del viento,
el sonido de las hojas,
hay alegría en los ríos,
también flotan las boyas.

Hay sonido de verde,
de cantantes ranas,
dulces, sonidos dulces,
embellecen las distancias.

El sonar de los océanos,
en rompientes de silencio,
cuando hay cielo abierto,
para sonreír soy experto.

El sonido del cañaveral,
de mitos que se desarman,
los sonidos de pajaritos,
que del silencio escapan.

Del sonido a un clamor,
gente que se apresura,
aguas que nos transportan,
hacia eternas travesuras.

Sonidos renacen en gloria,
se desarman las fronteras,
sonidos de voces agitadas,
he visto estrellas coquetas.

También suenan almas,
que exitadas se fomentan,
y contemplan silencios,
de voces que se ahuyentan.

Oxidadas se encantan,
las palabras del fantasma,
y se manifiestan dormidas,
las miradas de las almas.

Corridas de un eterno,
de un efímero sonido,
sin descansar, atento,
escucho, sólo son ruidos.

Falsa alarma, un descuido,
¿O acaso hemos amanecido?
se escuchan guitarras cantoras,
todo aquello se ha constituido.

Hay sonidos del futuro,
hay colores tatuados,
también un charco,
donde tiraré los dados.

Y sonidos de miles de almas,
que caminan pacientes,
de soles que se pasean,
por cuartos crecientes.

Sonidos de una luna desnuda,
sonidos de una estrella candente,
suenan también los árboles,
suenan las aguas de la fuente.

Suenan los mundos de hoy,
suenan las personas abrazadas,
sonidos de la noche en silencio,
sonidos de una verdad ocultada.

También suena un pueblo,
que clama por amor y paz,
suenan los estandartes,
del dolor y la infelicidad.

Escucho sonar las almas,
las ganas de luchar,
por esto que nos pertenece,
por esto, nuestro lugar.

Sonidos que desaparecen,
sólo, para retornar,
sonidos de esperanza,
sonidos para amar.


Sacha Grant.-


No hay comentarios.: