Follow by Email

sábado, agosto 09, 2008

Ambos...

Un poco harto de la siniestra casualidad,
de encontrarte espejada sobre el mar,
pero hubo un momento de incertidumbre,
donde encontrarte, fue algo esperanzador;

Dentro de cien años quizá te vea alentar,
el paso del tiempo, las manadas de dolor,
quizá suene el grito guerrero de la noche,
dentro de siglos, perderás todo tu color...

Voló como una cometa el ocaso encerrado,
brillamos como esmeraldas en lo profundo,
crecimos como los árboles para servir,
y moriremos, bajo las aguas de este mundo.

Sacha Grant.-

No hay comentarios.: