Follow by Email

lunes, marzo 03, 2008

Naufragio...


La alta mar se puso peligrosa,
golondrinas sofocaron el aire,
el canto de las sirenas causó,
el naufragio de la voluntad...

He nadado por mares blancos,
buscando colores, vidas robadas,
y nadé en profundidad y ví,
que estabas perdida, demasiado...

Y seguí mi incursión debajo,
platiqué con algas y cangrejos,
escuché sonidos en el abismo,
de las almas, de gritos ahogados.

Burbujas me rodearon extrañas,
y allí abrí mis ojos, en la oscuridad,
y vi maderas, blandas acercarse,
el barco, como yunque descendía.

Esquivé las aguas hirviendo,
que sofocaban cientas de aves,
entre gritos, se escapó la vida,
maderas, llantos, al final silencio.

Melodía de cajones, cerrados,
flota la sensación, de libertad,
se vislumbra una ruta lejana,
todo sigue así, ella se perderá.

Quise demarcar los destinos,
pero no estabamos en sintonía,
tú querías la vida de los ruidos,
pero yo soy mucho más simple.

Pero he nadado, mar adentro,
y supe reconocer, tormentas,
relámpagos que murieron aquí,
dejando marca en las mareas.

Ya no soy de tu silencio, no así,
he partido desde otro concepto,
de navegar a pleno cada sueño,
de hacerlo sin miedo a naufragar.

Pero tú pretendes demasiado,
te enredas en expectativas,
no sabes encontrar la felicidad,
no sabes hacerlo en lo pequeño.

No nadaré, bajo estas aguas,
seguiré bajando a lo profundo,
quizá te encuentre a ese nivel,
quizá pase algo extraño...

Sacha Grant.-

No hay comentarios.: