Follow by Email

jueves, junio 17, 2010

Nosotros...

Ayer tus ojos, quisieron lo que hoy quiero,
coincidimos en un extraño encuentro;
permíteme decir, te encontré de casualidad,
pues nada buscaba, sólo vivía...
Quiso Dios, el cielo, una mañana,
y tanto quiso el alma, que te descubriera,
que poco a poco se abrieron los cielos,
y como un ángel, bajaste a mi encuentro...
No existe la casualidad ni la suerte,
todo estuvo escrito desde el comienzo,
tuya la gracia, una mirada, la sonrisa,
mio el desvelo, mas tuyos estos versos...

Sacha Grant.

No hay comentarios.: