Follow by Email

lunes, octubre 01, 2007

Hoy no se...




Hoy no sé,
cuánto hay de cierto,
en esta tarde,
que siento te quiero.

Tampoco sé,
de aquéllos cielos,
de rojizas nubes,
y anaranjados destellos.

Sé que me encuentro,
dormido, desencajado,
sé que te espero,
todavía, anulado.

Y es que todo duele,
como si fuera el infierno,
todo me quema,
aquí, en el pecho.

Hay algo que me dice,
que se pega a mi alma,
hay algo que se pierde,
siempre suele ser la calma.

Se mezclan los sentidos,
en una despedida te veo,
sonriente con lágrimas,
en un abrazo aún más tierno.

Y necesito recordarte,
como lo hacen los océanos,
desde aquí hasta los confines,
desde tu boca a sus besos.

Y tampoco sé,
como pensarte,
lo único que puedo,
es extrañarte...

Y espío,
por las rendijas de los sueños,
el hastío,
que dibujan los cielos.

Hasta el fin,
intentar comprender,
intentar aprender,
de qué se trata vivir.

Hoy, esta tarde,
de lluvia incipiente,
de grises tonos,
de una palabra pendiente.

No sé descubrirte,
no intenté amarte,
se acerca la soledad,
y puedo escrutarte.

Puedo mezclar,
los mares y la tierra,
y sentir como te acercas,
aún, con más fuerza.

Pero no sé,
lo que guarda el destino,
y no sé de veras,
cómo descubrirlo.

Si descubro cada día,
como cantan las tardes,
y como bañan las costas,
en mi cabeza los mares.

Si descubro cada noche,
el baño de la luna,
y como vuelven los recuerdos,
de aquellos días en mi cuna.

Si revive la caricia,
de mi infancia dormida,
el beso de mis padres,
sentir mi vida viva.

Y todo renace,
a cada segundo,
todo se mece,
ese, es mi mundo.

Sacha Grant.-

No hay comentarios.: