Follow by Email

jueves, julio 08, 2010

Unidos.


Muchas cosas son las que no entiendo,
y me quedo preguntándole a Dios;

Más no me quedo en preguntar,
hago lo mio, y dejo que Él haga lo suyo.

La acción es misteriosa, en silencio,
agradecido entonces, debo ser con lo mio.

Rezo cada noche, por la paz del alma,
y también por una mente tranquila.

A veces no consigo serenarme, vivir,
se escapa lo lindo, cada minuto de la vida.

Es mi detalle, lo que puliré con oración,
es mi desafío, que abordaré con humildad.

Pretendo que seamos de Dios,
y vivamos por siempre así... unidos.

Sacha Grant.

1 comentario:

D´Paula dijo...

Siempre con la humildad somos de Dios, somos el mismo Dios y su divinidad. Vivir el presente, el momento, todo lo que nos rodea. Olvidar un pasado estéril y dejar el futuro que no es hoy, que no existe. La paz del alma, como bien dices, es cerrar los ojos un momento y vivir, siempre vivir.
Un abrazo